Super Junior llevó a cabo su ‘Super Junior World Tour’ en cuatro países de América Latina. Durante su estadía en México, hicieron entrevistas con los principales medios de comunicación locales, incluyendo el periódico Reforma, el programa de televisión Telehit y Sale El Sol, así como las revistas Nylon, Notas Para Ti y Circulo Mixup.


Además, aparecieron en los populares programas de entrevistas mexicanos ‘Montse & Joe’ y ‘TuNight Show’.
Sin embargo, fue en el programa de entrevistas ‘Montse & Joe’ donde Leeteuk y Siwon fueron sorprendidos con besos de una anfitriona. La anfitriona abrazó a Leeteuk y de repente le dio un beso en la mejilla. Por su reacción, Leeteuk parecía estar en estado de shock.


Aparentemente, cuando la anfitriona les dijo a los miembros que se sentaran, Leeteuk le preguntó en broma si podía sentarse en su regazo. Ella lo atrajo hacia sí y, a cambio, lo besó en la mejilla. Además, la misma anfitriona besó inesperadamente a Siwon mientras bailaban.


Shindong también recibió un beso de la misma presentadora, pero él mismo se lo devolvió con un beso. Luego de que se difundieran las imágenes, algunos fanáticos se mostraron decepcionados y sostuvieron que los miembros de Super Junior parecían muy incómodos por el beso “forzado”. Ellos dijeron:


– Sé que México tiene muchas culturas. Pero deberían mirar sus rostros. Estaban incómodos. ¿Cómo puedes besar a alguien a quien o cuya cultura no conoces? Esto no es entretenido sino irrespetuoso.

– También forzó a besar a Siwon y algunas personas dijeron que estaba bien porque ella es lesbiana. Algunos incluso la llamaron “icónica”.

Para otros seguidores, los chicos de Super Junior se veían bastante cómodos y al parecer hasta sorprendidos por esa calidez latina. Las fanáticas latinas respondieron que esto es algo totalmente normal en su cultura, como el hecho de darse besos en la mejilla.  Y añadieron que si bien Leetuk se sorprendió, en ningún momento fue su intención despreciar el beso de la anfitriona, solo que no es algo a lo que está habituado, ya que ni siquiera en los Estados Unidos (donde los muchachos ya han estado antes y se han presentado en programas) es una costumbre saludar con beso en la mejilla y en Corea del Sur menos.