Pocos días después de que el presidente surcoreano Moon Jae In y el líder norcoreano Kim Jong Un sostuvieran su exitosa cumbre, CNN recibió un aviso de que Kim Jong Un se reunirá con el presidente Donald Trump muy pronto. Los dos habían acordado previamente la reunión, pero no se había establecido una fecha o lugar específico para el evento.

Se especula que los mandatarios se encontrarán en la zona desmilitarizada gracias a las sugerencias del presidente Moon Jae In. Y, además, existe una gran posibilidad de que la reunión tenga lugar en Panmunjom, donde se celebró la cumbre. Las dos Coreas incluso insinuaron que puede haber eventos programados en el lado norte de la línea de demarcación.

Para muchos, la reunión de los líderes en Panmunjom tiene sentido. La ubicación ya está equipada con instalaciones y equipos de medios que podrían permitir que la cumbre se realice a fines de mayo. Asimismo, Corea del Sur se ha pronunciado a favor de la ubicación. “Creemos que Panmunjom es bastante significativo como un lugar para erosionar la división y establecer un nuevo hito para la paz. ¿No sería Panmunjom el lugar más simbólico?“, dijo un portavoz del gobierno surcoreano.

El presidente Trump, por su parte, también ha respondido positivamente a la sugerencia y muchas personas creen que podría brindarle una oportunidad histórica. “Hay algo que me gusta de eso. Si las cosas funcionan, hay una gran celebración en el lugar que no sucedería en un país tercero“, dijo el presidente Donald Trump.