De acuerdo a reportes oficiales de turismo japonés, los coreanos conforman el grupo de turistas más grande que visita al país nipón durante los primeros cinco meses del año. Así, casi 3 millones de coreanos viajan al ‘país del sol naciente‘ cada año, en donde es frecuente ver turistas coreanos, en su mayoría jóvenes, en pareja o solos recorriendo las calles de Japón.
  Sin embargo, el líder en alojamiento estadounidense Airbnb ha tenido varios incidentes graves en el país asiático, teniendo como víctimas a turistas coreanos en los últimos meses. El reciente caso fue el de una mujer coreana que fue abusada sexualmente por su ‘host’ o anfitrión mientras estaba bajo los efectos de una sustancia que él mismo le dio en una bebida alcohólica minutos antes de la violación.
  El violador fue arrestado de inmediato por la policía de Fukuoka y la compañía americana ha respondido que se hará cargo de todos los gastos en el proceso legal de este crimen, además de expulsar de por vida a este individuo de su sistema.
  Otro caso relacionado a Airbnb que remeció la prensa coreana fue el caso de un turista coreno que encontró el cadáver de su anfitrión en el hospedaje. Al parecer, el hombre se habría suicidado durante la estadía de su ‘invitado’. 
  Asimismo, no han sido pocos los coreanos que han denunciado a la empresa por encontrar cámaras escondidas en la casa de sus anfitriones japoneses. Debido a estos casos, Airbnb ha pedido a sus usuarios verificar que la casa u hospedaje esté registrada en la compañía, ya que se ha descubierto  varios casos de fraude.
  A pesar de las ‘medidas’ de Airbnb y sus respuestas antes estos lamentables casos, muchos coreanos, especialmente mujeres, están pensándolo dos veces en hospedarse en un sitio registrado bajo Airbnb. Muchos dicen que prefieren pagar un poco más por un hotel que arriesgar su integridad en un sitio barato.

Fuentes: The Korea Times / The Chosunilbo