Tres ejectutivos de la serie de televisión Hwayugi (A Korean Odyssey) fueron demandados por negligencia de medidas de seguridad en el set y declarados culpables. El director ejecutivo de JS Pictures, la agencia a cargo de filmar el drama, junto con el director de arte y el ejecutivo del personal de instalación del set enfrentarán cargos penales.

En diciembre de 2017, un miembro del personal cayó desde 3 metros mientras intentaba colgar un candelabro para el rodaje en el set. Este accidente resultó en que el miembro del personal se quedara parapléjico. El accidente generó conciencia sobre las medidas de seguridad establecidas y las condiciones de trabajo para los miembros de la producción en los dramas.


Inmediatamente después del accidente, el Sindicato Nacional de Trabajadores de los Medios de Comunicación visitó el lugar del accidente y concluyó que las condiciones de trabajo del personal de producción son inferiores a lo esperado.


Si los televidentes supieran que detrás de la pantalla, el personal en el set no está seguro y que incluso se lastiman por filmar estos programas, no estarían de acuerdo con ver o hacer tales programas. El personal de producción también son ciudadanos coreanos y deben estar protegidos por la legislación coreana“, declaró un portavoz del Sindicato Nacional de Trabajadores de los Medios de Comunicación. La investigación policial concluyó que los miembros del personal ejecutivo son responsables del accidente y el caso se envió a la fiscalía para la sentencia final.