A pesar de ser una cultura avanzada tecnológicamente y contarse entre los países más desarrollados, Corea del Sur también tiene muy arraigadas sus tradiciones y creencias antiguas. Entre estas últimas se pueden considerar varias supersticiones, que a pesar de lo raras que son, todavía están arraigadas en la mentalidad de muchos coreanos.

Tal vez el caso de los ventiladores sea algo más moderno, pero sin duda las demás supersticiones vienen de más atrás y siguen causando cierto temor a miles de coreanos.

1. Comidas resbalosas
Se dice que es mejor evitar los alimentos resbaladizos como la sopa de algas marinas o los fideos antes de los exámenes porque tu conocimiento se escapará de tu cerebro. En cambio, es mejor comer alimentos pegajosos, como arroz glutinoso.

2. Cortar tus uñas
No te cortes las uñas por la noche para que no sufras las consecuencias extrañamente específicas de que los ratones se coman los restos de tus uñas, se transformen en humanos y adopten tu forma o roben tu alma.

3. Silbar
No silbes por la noche o convocarás serpientes o fantasmas, ninguno de los cuales suena demasiado agradable antes de acostarse.

4. El número cuatro
“Cuatro” en coreano suena como la palabra “muerte”, por lo que muchas personas lo consideran desafortunado. De hecho, como sucede con el número 13 en América del Norte, el cuarto piso incluso se omite por completo en algunos edificios.

5. Mudanza
Si te estás mudando, asegúrate de mudarte en un “día sin espíritus malignos”; incluso las grandes empresas toman esto bastante en serio. Además, si llueve en tu día de mudanza, serás rico.

6. Zapatos
Si le regalas zapatos a tu pareja, eso significa que huirá de ti. Si recibes un zapato como regalo, paga una pequeña cantidad de dinero para que técnicamente no sea un regalo.

7. Muerte por ventilador
Los ventiladores pueden parecer inofensivos, pero existe la creencia de que tener un ventilador eléctrico girando sobre ti en la noche te matará.

8. Sacudir la pierna
En Corea, sacudir la pierna se traduce como sacudir la buena suerte y la riqueza.

9. Bebés
No saltes sobre ningún bebé. Además de las obvias preocupaciones de seguridad, se cree que saltar sobre un bebé evitará que crezca.

10. Alitas de pollo
Si le das alas de pollo a tu novio o esposo, él podría “volar” lejos.