La integrante de Apink, Eunji, reveló en una entrevista para ‘Life Bar‘ las pesadillas que pasan muchas cantantes coreanas antes del lanzamiento de un solo o de un álbum. Según Eunji, incluso las idols que son de contextura delgada o que no ‘necesitan’ perder peso, igual sienten que deben estar aún más delgadas. Para ello, recurren a los métodos de pérdida de peso extremos que, al final, ponen en peligro sus carreras y sobre todo su salud.


Así, Eunji habló sobre la dura realidad que los miembros del grupo de chicas Kpop deben enfrentar cuando se trata de bajar de peso. La cantante aseguró que para muchas no les importa cuánto peso han logrado bajar, pues siempre piensan que pueden perder más.

Como sabemos, hace algún tiempo, la misma Eunji recibió mucho fat-shaming cuando debutó por primera vez. Como resultado, Eunji sintió la necesidad de depender de píldoras para reducir su apetito y poder reducir su talla. De esta manera, comenzó a tomar más de la dosis sugerida de anorexígenos, con la esperanza de acelerar el proceso de pérdida de peso. Como resultado, Eunji sufrió una depresión severa. “Recibí toda la información incorrecta y traté de perder peso de la manera más rápida. Eventualmente, la pérdida de peso intensa me hizo perder la voz y volverme muy enfermiza. No pude cantar durante meses. Terminé severamente deprimida. Fue un momento realmente difícil para mí“, confesó Eunji.


Por supuesto, Eunji no es la única que pasó por una pérdida de peso intensa para aprender la lección de la manera más difícil. Momo, integrante de TWICE, también habló sobre su plan de “perder 15 libras en 7 días“.

En una transmisión en vivo, Momo explicó que casi murió tratando de cumplir con el “estándar de peso” de un grupo de chicas debutantes. Debido a que la agencia solicitó que pierda 15 libras antes de la etapa de exhibición, Momo decidió dejar de comer y beber durante una semana.

Dejé de comer. Dejé de beber. Ni siquiera tragué mi propia saliva porque pensé que aumentaría el peso. Cuando me fui a la cama, me acosté y pensé que no sería capaz de despertarme a la mañana siguiente. No pude evitar llorar… Me preocupaba no poder levantarme después de quedarme dormida. Estaba muy asustada“, contó Momo.


Para los miembros de grupos de chicas, los trastornos alimenticios no son una sorpresa. Cuando se le diagnosticó anorexia a JinE de Oh My Girl por la presión de mantener un “peso presentable” como idol, decidió dejar el grupo para cuidarse, tanto física como mentalmente. Los fanáticos apoyaron el camino de recuperación de JinE y se dieron cuenta de que la presión para que estas celebridades se vean delgadas era excesiva.

Desafortunadamente, muchos cibernautas coreanos no ven esto como un problema serio. De hecho, algunos incluso creen que es solo un pequeño precio a pagar por el dinero que estas estrellas terminan generando. En la redes sociales coreanas es común encontrar frases como las siguientes:

-“Nadie te pidió que estés en un grupo de chicas. Si no puedes soportar el calor, entonces sal de la cocina.”

-“Sin embargo, les pagan cantidades inimaginables de dinero por ser tan flacas. Solo acéptenlo.”

-“Con gusto me moriría de hambre al borde de la muerte si me pagaran lo que les pagan a estas chicas.”

-“Verse bien es parte del trabajo que elegiste… No puedes quejarte cuando eliges seguir este camino.”

-“¿Por qué se están quejando? Ellas no fueron forzadas. Ellas eligieron hacerlo. ¿Por qué se están quejando?”

Otras idols que confesaron tener un problema con la comida son IU y Wendy, integrante de Red Velvet. IU confesó en un programa de televisión que incluso llegó a lidiar con la anorexia y la bulimia.