Una escuela primaria pública en Japón enfrenta críticas por su plan de adoptar uniformes diseñados por el sello de lujo italiano Giorgio Armani. Según los informes de los medios locales, la escuela en Tokio quiere introducir uniformes que cuestan más de 80,000 yenes ($ 730) cada uno. Los padres se quejaron de que esto era inaceptable y el plan incluso se planteó en el parlamento.

La Escuela Primaria Taimei envió una carta a los padres en noviembre pasado en la que el director explicó que la escuela estaba cambiando su uniforme para reflejar mejor su estado como un “hito” en Ginza, según el Huffington Post Japan. La medida provocó cinco casos de quejas de los padres. “Me sorprendió y me pregunté por qué esos uniformes de lujo han sido elegidos para una escuela primaria pública“, le dijo una madre no identificada al Huffington Post.


Aunque los uniformes escolares no son estrictamente obligatorios en las escuelas públicas de Japón, la mayoría de los estudiantes eligen usarlos.

Por su parte, los internautas fueron igualmente críticos con la noticia en las redes sociales. “Escuché que los uniformes escolares se inventaron originalmente para que los niños de familias con ingresos distintos no sufrieran discriminación“, señaló una persona en Twitter.

Los niños no conocen de marcas famosas… ¿Están diciendo que un niño que usa Armani estará mejor desarrollado que un niño que no lo usa?” preguntó otro usuario.

Ginza es una zona exclusiva de Tokio comparable a los Campos Elíseos en París o la Quinta Avenida de Nueva York. En una reunión del Comité de Presupuesto de la Cámara de Representantes el jueves, el tema fue presentado por un legislador que dijo que la escuela tenía que considerar el costo para los padres.

En respuesta al problema, el ministro de Finanzas, Taro Aso, dijo que el uniforme era “claramente caro” y expresó su preocupación de que los estudiantes no puedan pagarlo. Del mismo modo, el ministro de Educación, Yoshimasa Hayashi, dijo que la escuela debería haber discutido el asunto con los padres antes de tomar la decisión, informó el medio de noticias NHK. El director de la escuela más tarde emitió una declaración diciendo que él “aceptó las críticas” y prometió proporcionarles a los padres una explicación convincente.