Al parecer, en esta ocasión la última tendencia coreana en el mundo de la moda tiene como objetivo mostrar a la mujer como un ser fuerte y decidido pero a la vez relajado y amigable. Entre los colores que predominan en esta temporada está el clásico negro aunque también hay marcada preferencia por los tonos marrones y grises. Y entre las texturas de las telas, el denim y los tejidos están dando la pauta.
  Asimismo, las chicas están usando mucho camisetas y abrigos extra grandes combinados con gorros y zapatillas. También podemos ver que las faldas a cuadros son una de las prendas con mayor acogida en este ventoso otoño.

  Como podemos observar, en esta temporada otoño-invierno, las mujeres coreanas no sólo están abrigadas y protegidas contra el frío sino también lucen prendas cómodas y rebeldes.

  ¿Qué opinas de esta moda desenfadada? ¿Eres de las que usa prendas súper grandes en los meses de invierno? ¿Crees que el uso de la gorro está en su apogeo?