Si vas a viajar a Corea del Sur o vas a comer con algún nativo de ese país tienes que saber algunas reglas de etiqueta social que rigen en las mesas surcoreanas.

Lo primero que debes tener en cuenta es el saludo, los coreanos tienen una cortesía especial a la hora de saludar que viene de tiempos ancestrales. El principal modo de saludar es mediante la inclinación del cuerpo o la cabeza . Este tipo de saludo, se divide en una leve inclinación, una inclinación media, y una gran inclinación. La inclinación media es la más utilizada entre los ellos. No es bien visto dar un beso en la mejilla al momento de saludar.

Otra de las cosas que debes conocer es que las personas de mayor edad son las que inician y terminan las comidas. Éstas son las que marcan el ritmo de la merienda. Nadie debe adelantarse a probar bocado sin que la persona mayor lo haya hecho. Mucho menos terminar de comer antes que ella. Eso demuestra respeto y buenas costumbres. Y también, paciencia. Sí, mucha paciencia. Al final no importa cuántas veces hayas masticado tu comida para llevar su ritmo, pues recibirás tu recompensa. Ella paga la cuenta.

No olvides que antes de empezar a comer es necesario dar las gracias, esto es una muestra de respeto y de consideración para la persona que pagará la comida o ha cocinado.

Al igual que en occidente es de mala educación hablar mientras masticas los alimentos, así como sonarte la nariz o eructar. Y si eres de aquellas personas que les gusta hablar y reír en voz alta, no lo hagas en algún restaurante coreano, pues muchas personas se cambiarán de sitio para no oír tus alaridos.

Así también es importante tener presente que no debes clavar los palillos en el arroz u otro tipo de alimento, salvo que estés en un velorio. Sólo en esas ceremonias los coreanos hunden sus palillos en el arroz.

Ten en cuenta que los coreanos a la hora de comer utilizan dos simples instrumentos: palillos y una cuchara. Ésta la usan para la sopa y el arroz, mientras que los palillos para los demás alimentos. No se te ocurra jugar al baterista usando los dos cubiertos al mismo tiempo. Y menos hacer ruido con ellos.

En Corea del Sur no es de buena educación rechazar alcohol, sobre todo si es ofrecido por una persona mayor. También suelen servirte la bebida y es de buena educación devolver el gesto como muestra de cortesía.

Por último, termina todo lo que está en tu plato. No importa que no te guste. Debes hacerlo. Los coreanos sabrán apreciarlo y mucho más si le dices “chal mokgosubnida” que significa “comí muy bien”.