Quien no ha visto una película de terror asiática en su vida, no ha visto ninguna película de miedo de verdad. Las películas de terror asiáticas son conocidas particularmente por hacerte experimentar el verdadero pánico hasta en los huesos. Las tramas recurren al terror psicológico y las imágenes que nos ofrecen raramente son capaces de disolverse en nuestra mente de inmediato. Las producciones coreanas han demostrado dar la talla y nos han dejado varias piezas realmente escalofriantes.

A continuación, te presentamos la segunda parte de las 10 películas de terror coreanas que no te dejarán pegar un ojo en toda la noche. Te aconsejamos verlas con alguien al lado. La conmoción será muy grande para poder sobrellevarla sola.

Death Bell (2008)
Como si los exámenes no fueran lo suficientemente aterradores, ‘Death Bell’ toma el miedo natural asociado con los exámenes de mitad de período y lo amplifica diez veces. Estrenada en 2008, ‘Death Bell’ asustó a sus televidentes por su trama de misterio de asesinato escolar.


Cinderella (2006)
¿Cuánto darías o qué tan lejos llegarías para conseguir la belleza física? Esa pregunta se explora a fondo en esta película, que te hará sentir escalofríos nada superficiales.


Witch Board (2004)
Si un tablero Ouija no es lo suficiente para desanimarte, te retamos a que mires esta película. No sabrás lo que un ‘simple’ juego de mesa podrá hacer hasta que te cruces con ‘ellos’.


A Tale of Two Sisters (2003)
‘A Tale of Two Sisters’ se convirtió en la película de terror coreana más taquillera desde su estreno. Incluso ha conseguido un remake estadounidense. Basado en un cuento popular, la película cuenta la inquietante historia de una familia disfuncional. Es un clásico dentro de las películas de terror.


Whispering Corridors (1998)
‘Whispering Corridors’ es probablemente una de las películas de terror coreanas más notorias que se haya hecho. Su escalofriante historia sirve como una crítica al sistema escolar del país. Tiene varias secuelas. Imperdibles todas.